Y los novios dicen…

novios_parras

Antes pensabamos que si hubiese que hacer una operación matemática sobre lo que es una boda sería la siguiente: “Boda = Novia + Novio”. Pero hemos descubierto que no es así. En nuestro caso, todo empezó  (y me imagino que como otros muchos jijiji) con un “¿Quieres casarte conmigo?” Y con la respuesta que ya os imaginaréis… “¡Sí, quiero!”

Hasta aquí todo bien, tenemos al novio y a la novia, pero ¿y que más nos hace falta? La pregunta parecía sencilla y creíamos tener la respuesta; sí, hemos dicho creíamos… Invitados, restaurante, un vestido precioso para ella, un traje elegante para el, el ramo, el prendido, la decoración, el/la fotografx… ¡Y una infinita lista de cosas!

Siempre me ha gustado la cenicienta, sus ratoncitos, su hada madrina… ¡Y de repente, apareció ella! Aintzane, la wedding planner… o nuestra hada madrina.

Una hada madrina, que con su ayuda y su experiencia, hace posible que tu sueño se haga realidad.

Ella es una de las partes más importantes de la operación. En nuestro caso, si no hubiera sido por ella se hubieran quedado mil o un millón de cosas en el aire. Cosas que ni te imaginas que tienes que organizar o pensar.

Para nosotros fue un gran placer contar con ella. Y a todas esas personas que tengan duda sobre si necesitan o no contar con una figura de wedding planner en su gran día, que no lo duden. La respuesta es “SI”. Así que, la operación matemática sería: “Boda = pareja + wedding planner”

Garazi e Ivon


03Preparar una ceremonia civil personalizada fue el principal motivo que nos llevó a buscar ayuda. Queríamos que nuestro día fuera único, acorde con nuestra personalidad y nuestra historia. Contactamos con Aintzane y desde el primer momento nos transmitió esa seguridad que buscábamos.

Durante los meses de preparativos nos ayudó a decidirnos sobre muchos detalles de los cuales no estábamos muy seguros y nos dio ideas y sugerencias para la ceremonia sin ningún tipo de presión. Nos  asesoró en todo lo que necesitamos y siempre acorde con nuestro presupuesto.

Resultó un día inolvidable y lleno de emociones. Contar con Aintzane en ese momento fue fundamental para evitar los nervios y el estrés.

Nos aportó muchísima confianza y tranquilidad. Ella se encargó de la gestión de todos los proveedores y de todos los detalles que hicieron realidad el día que habíamos soñado.

Maider & Matt


08_boda_en_alavaDiez años juntos… diez años de amor, de cariño, de amistad, de comprensión, de lucha, de convivencia, de momentos felices, de sueños compartidos, de proyectos de futuro… Y un buen día cuando nadie ya lo esperaba decidimos que esos diez años merecían ser celebrados y compartidos con aquellos a quien tanto amamos, haciéndoles partícipes una vez más de nuestro amor, de nuestro compromiso, de nuestra ilusión… 
Desde el primer momento en que tomamos la decisión de casarnos supimos que queríamos que fuera una boda especial, diferente, personal, nuestra y sobre todo para los nuestros…

Queríamos disfrutar de cada detalle, de cada momento previo al gran día, de cada preparativo, de cada decisión… Sin embargo sabíamos que con nuestras respectivas vidas laborales sería difícil conseguir nuestra boda soñada sin ayuda… Fue entonces cuando nos planteamos contactar con una wedding planner…
Pero… nosotros, ¿¡contratando una organizadora de bodas!?, nosotros, que somos unos simples autónomos, currantes al fin y al cabo, ¿¡contratando una wedding planner!?…
Entonces fue cuando conocimos a Aintzane de Conmemöra Wedding Planner y desde la primera conversación telefónica aun sin conocernos personalmente todo fueron facilidades…

Nuestra primera sorpresa tras el primer encuentro fue saber que sí, que nosotros también podíamos permitirnos contar con Aintzane en la organización de nuestra boda, sin embargo no fue eso lo que nos convenció de Conmemöra, fue darnos cuenta desde ese primer momento que Aintzane se convertiría en nuestra particular Hada Madrina haciendo realidad cada una de nuestras peticiones, nuestros deseos, ajustando cada detalle a nuestro estilo, entendiendo a la perfección nuestros gustos y ajustando todo eso a nuestro presupuesto…

Y todo ello aderezado siempre con una atención exquisita, una gran profesionalidad y una dedicación absoluta…

Acompañado de un cariño y una comprensión especial, que sólo ella sabe transmitir y que nunca supimos si agradecíamos lo suficiente…

Y después de casi un año de preparativos, de quedadas, de llamadas, de “wasaps”, de mails, el 26 de Julio llego y nuestra Hada Madrina hizo que todas nuestras ilusiones, expectativas y deseos para ese gran día se cumplieran con creces haciéndonos la pareja más feliz del mundo y consiguiendo sorprender y hacer disfrutar a todos nuestros familiares y amigos… 
Y a día de hoy ella nos suele decir con ánimo de mejorar aún más si cabe en su trabajo… Pensad en algo que cambiarías de ese día… Y nosotros lo tenemos claro Aintzane…

Tan sólo nos gustaría volver atrás en el tiempo y pararlo por unas horas para poder volver a disfrutar de cada momento, de cada detalle que con tanta ilusión y cariño conseguiste hacer realidad…

MILLONES DE GRACIAS AINTZANE.

Bea & Charlie


07


14Cuando decidimos dar el paso hacia el sí quiero lo único que teníamos claro era la fecha y dónde sería. El resto era un batiburrillo de ideas que había que ordenar y organizar. Como ya me conozco, y mi futuro marido también, sabía que iba a terminar agobiándome si nos encargábamos nosotros de todo por lo que decidimos contratar a alguien que nos orientara, ayudara y organizara los preparativos del gran día.

Encontrar a una persona que sepa interpretar tus deseos y llevarlos a la realidad vale millones.

Que llegue el gran día y saber que tú no tienes que preocuparte por nada da una tranquilidad inmensa. Quizá ese era el mayor miedo, que el gran día algo fuera mal y que las cosas no salieran como estaban planeadas pero ahí estaba Aintzane al pie del cañón para que nada de eso ocurriera. Eso sí, las anécdotas de última hora seguro que no faltan y le darán ese toque especial al recuerdo de vuestro gran día.

Sin duda alguna, la mejor decisión que pudimos tomar.

Alazne & Jon Mikel


Ha sido nuestro ángel de la guarda, nuestro apoyo y nuestra cómplice.

Teresa&Jorge en el Guggenheim

Ha sido nuestro ángel de la guarda, nuestro apoyo y nuestra cómplice.

Nuestra relación comenzó como algo profesional y a día de hoy podemos decir que nos llevamos una amiga. Su dulzura y optimismo nos ha ganado desde el primer día.

Rápidamente surgió una conexión especial y nos ha guiado en todo momento para conseguir la boda de nuestros sueños.

El día de nuestra boda tal y como fue no habría sido posible sin Aintzane, sin Conmemöra.

Teresa y Jorge


Mi pareja y yo decidimos casarnos en noviembre de 2015, somos ambos bastante tradicionales así que en principio no queríamos complicarnos mucho la vida con demasiadas originalidades así que pensamos que 6 meses seria tiempo más que suficiente para organizarlo. Enseguida nos pusimos manos a la obra con los preparativos, tal y como habíamos previsto, sin ninguna excentricidad… Para Navidad ya había elegido mi vestido de novia, reservado la iglesia, enviado invitaciones, contratado el hotel, decidido el fotógrafo y estaba a punto de elegir coro y decoradora para candy bar y el cigar bar. Fue entonces cuando investigamos diferentes competencias en cuestión de decoración.

Cuando llame a Aintzane asesora de Conmemöra enseguida me di cuenta que yo necesitaba una colaboración mucho más allá de una mera decoración. Conectamos a la primera y no os voy a negar que me resultaba demasiado snob introducir una “wedding planner”. Además ya tenía mucho trabajo adelantado… era un gasto adicional que no estaba segura si iba a ser oportuno. Lo consulte muchas noches con la almohada… hasta que por fin tome la decisión, decidí disfrutar de los preparativos de un día irrepetible en nuestra vida, de un día en el que por muy tradicional que seas cada detalle queda en el recuerdo.

Quedaban dos semanas para la boda y todo estaba encarrilado, todos los detalles de última hora estaban en sus manos. Solo teníamos que preocuparnos de atender las llamadas de cariño de familiares y amigos, de disfrutar de los días previos a nuestra boda.

No hubo discusiones de pareja ni ansiedades provocadas por los nervios de última hora.

Estábamos TRANQUILOS ya que teníamos la seguridad absoluta de que nuestra boda iba a salir bien.

El 30 de abril a las 17.30 lucíamos radiantes y tranquilos, habíamos tomado un decisión cuatro meses antes que había cambiado el rumbo de nuestra boda. De todas las decisiones que tuvimos que tomar os aseguro que incluirá a Aintzane fue lo más acertado. El vestido de novia cautivo la atención de los invitados, la comida enamoró a los comensales, la ceremonia entretuvo a algunos y aburrió a otros, pero la wedding planer acompañó a los novios y absorbió toda la presión del último momento… y os aseguro que eso no se paga con dinero. Solo cuando vives tu boda te das cuenta de lo importante que es ese día en tu vid y contratar a Conmemöra es un seguro de éxito y tranquilidad para la pareja que a fin de cuentas es la protagonista del evento.

Por eso a todo aquel que se haya metido en la vorágine de organizar una boda yo le animaría a contratar una colaboración externa y objetiva que aporte ideas nuevas y estudiadas. Por mucha ayuda que tengas de familiares y amigos, por muy organizado que seas, creedme Conmemöra es seguro de éxito y tranquilidad para que los novios lleguen al gran día serenos y puedan disfrutar de su gran día.

Laura y Alfonso



02_boda_universidad_deustoSólo tenemos palabras de agradecimiento para Aintzane y los servicios que ofrece Conmemöra
. Cinco meses antes de la boda nos vimos desbordados, con muchas ideas pero sin saber muy bien cómo llevarlas a cabo. Nos faltaba tiempo debido a nuestros trabajos y se nos ocurrió echarle un vistazo a la idea de una Wedding Planner.

La experiencia fue positiva al 100%. Puede que no sea un servicio que esté todavía muy extendido, pero después de nuestra boda se lo hemos recomendado a todos nuestros amigos casaderos.

Aintzane nos hizo sentirnos arropados y tranquilos desde el primer momento. De repente alguien no nos ponía cara rara cuando le contábamos nuestras ideas y además, ¡todo parecía tan sencillo al hablarlo con ella! Nosotros sólo teníamos que decirle lo que nos rondaba por la cabeza y ella se ocupó en todo momento de ponerlo en marcha y hacerlo realidad.

No es un servicio elitista, snob, ni todas esas ideas que tenemos preconcebidas. Para nosotros fue la mejor manera de tener una boda, no mejor ni peor que las demás, si no NUESTRA, absolutamente personal y plasmando todos esos detallitos y pijadas propias de cada pareja.

Lo hemos repetido muchas veces, pero es que es cierto: nuestra boda no hubiese sido la misma sin Conmemöra. Aintzane se encargó de ponerle alma y plasmar nuestra personalidad a un día tan especial.

Nos guió sin agobiarnos y nos entendió y calmó cuando los nervios empezaban a crisparse.

Fueron unos meses de preparativos que recordamos con muchísimo cariño, sin estrés ni malentendidos, porque para que todo fluyese con calma y tal y como nosotros teníamos en mente, tuvimos a Aintzane de forma incondicional.

Muchísimas gracias de nuevo, fue un día lleno de detalles preciosos que tanto nosotros como nuestros invitados no olvidaremos jamás, y tú, Aintzane, fuiste en gran parte la artífice de todo ello. 🙂 Eskerrik asko bihotzez!

Nora & Michael


06