Los 10 errores que el 80% de las novias comenten

Soy de esas personas que creen que se aprende de los errores, pero mejor de las equivocaciones que comenten otros ¿verdad? Si nosotras podemos evitarlos, ¿por qué caer en ellos? Por ello, hoy quiero desvelaros los 10 errores que comenten la mayoría de las novias para que tú puedas rehuir de ellos, y así disfrutes de una bonita boda y unos meses de preparativos ilusionantes y sin estrés.

Los errores que comenten las novias

Llevo cerca de diez temporadas organizando bodas de forma profesional. A lo largo de estos años he visto como muchas parejas repiten los mismos errores. A veces por desconocimiento, pero otras veces por exceso de celo. Tienen tanta ilusión y ganas de organizar la boda que se lanzan a contratar y comprar a diestro y siniestro. Pero como os decíamos aquí, primero hay que destinar un tiempo a definir el tipo y estilo de la boda.

Una buena planificación os va ahorrar tiempo, errores y muchos quebraderos de cabeza, además de dinero.

A continuación vamos a revelar los 10 errores que comenten el 80% de las novias.

1. No fijar un presupuesto

Antes de lanzarse a organizar y contratar el restaurante debes determinar con tu pareja el tipo de celebración que queréis. Debéis abordar el estilo de boda y muy importante determinar qué presupuesto vais a invertir en ella.

En mi carrera como wedding planner creo que solo dos parejas se han acercado a mí con un presupuesto fijado. “Aintzane, tenemos X dinero para la boda y seremos X invitados. Y nos gustaría que hubiera tal y tal, ¿es factible?”.

Es un ejercicio que debéis hacer en la intimidad. Sabed con qué dinero contáis y podéis disponer para la celebración de vuestro gran día. En definitiva cuánto dinero queréis invertir en vuestra boda.

No vale excusarse en que nunca me he casado y no sé cuánto vale una boda. El ejercicio es el mismo que cuando se va a comprar una casa o un coche. Hay que hacer cuentas y fijar en qué horquilla de precios os encontráis cómodos y según lo estipulado comenzar a trabajar en la organización de la boda.

Tener claro el presupuesto del que se dispone os ayudará a determinar lo que es esencial para vosotros y los proveedores principales. Creo que este punto es tan importante que tal vez requiera un post en exclusiva. Un artículo en el que os explicaré cómo determinar el presupuesto de la boda.

2. No concretar las prioridades de tu boda

Cada pareja es un mundo, y tiene distintas inquietudes respecto a la boda. Algunas lo único que persiguen es ponerse hasta las patas de comida. Otras parejas quieren celebrar un auténtico fiestón. Mientras que otras desean deleitar a sus invitados con un día lleno de detalles, sorpresas y una decoración wow.

errores que comenten las novias

Foto: La Mirada Mágica, Daniel González

Según cómo visualices tu boda vas a determinar cuáles son los proveedores principales para ti. Este ejercicio es importante para tener claro tus prioridades porque por desgracia los presupuestos son finitos y deberemos claudicar algunas partidas en pro de otras, de las que más te interese. Por ello determina tus intereses y comienza contratando los proveedores que consideres esenciales para tu boda.

3. Dejarse influenciar demasiado por familiares, amigos, proveedores

Hoy el mundo 2.0 nos ofrece un sinfín de ideas y propuestas para nuestra boda, sin embargo las bodas de familiares y amigas siguen siendo un referente.

Tú y tu pareja sois quienes debéis determinar las prioridades y estilo de la boda. A veces muchas personas que te rodean, con la intención de ayudar, se entrometen en exceso en la organización de la boda e intentan imponer sus ideas y gustos.

Está bien recibir la opinión de vuestros seres queridos y de los proveedores, escúchales. Pero la última palabra siempre la debéis tener vosotros.

Aquí hago un paréntesis. Si la boda va a ser costeada por vuestros padres es probable que tengáis que pagar cierto canon. Es posible que debáis ceder ante ciertas exigencias suyas.

4. Aceptar regalos ‘envenenados’

Tienes un familiar que tiene un amigo que es fotógrafo o dj, y te dice que te regala sus servicios. ¡Cuidado!, puede ser un regalo envenenado.

A priori parece estupendo, te vas a ahorrar un dinero que podrás destinar a otra partida de la boda. Pero antes de aceptar este regalo asegúrate que es un verdadero profesional, infórmate de su estilo, si su trabajo te agrada… Y después, pregúntate sinceramente si le contratarías aunque no fuese un conocido tuyo y porque te va a resultar gratis.

Solo si la respuesta es afirmativa acepta el regalo, porque en caso contrario puede salirte bien caro. Puede arruinarte la fiesta o tener unas fotos de tu gran día que te de pavor cada vez que las veas.

5. Mezclar estilos

Cada vez más la decoración en las bodas acapara más atención. Se diseñan con mucho cariño distintos sets, pero en muchas ocasiones no hay una armonía, un hilo conductor y el resultado es un popurri de estilos, materiales, tendencias… Este es uno de los errores que comenten las novias más habituales en las últimas temporadas.

Antes de lanzarte a comprar cosas en Amazon o Aliexpress es esencial definir el estilo de la boda. Así como determinar la paleta cromática. Y con ayuda del florista elegir el tipo de flores que mejor se acople al estilo y que debes repetir en los distintos escenarios de la boda para que todo esté en sintonía.

Por suerte en el mercado hay millones de cosas preciosas y a veces vas a tener la tentación de sucumbir a distintos estilos. Pero si determinas una temática, unos colores, unas flores… sé fiel a ellos, así conseguirás una decoración profesional y cuidada.

6. Comprar desmesuradamente y sin sentido baratijas

Reconozco que resulta difícil no caer en la tentación de comprar chuminadas por internet. Es tan fácil hacer clic… Pero estas compras sin ton ni son, impulsivas, son una sucesión de gastos tontos que sumados tal vez ya no sean tan despreciables. Y lo peor de todo es que en muchas ocasiones son absurdas ya que luego no pegan ni con cola en la boda, porque lo has comprado antes de comenzar a trabajar la propuesta de decoración de la boda con tu wedding planner y florista.

Menos es más. Este mantra es válido en las bodas también. Los presupuestos de la mayoría de las parejas tienen un límite. Por ello mi consejo es que elijas dos o tres corners y echar el resto en estas actuaciones. En caso contrario corres el riesgo que te quedes a medias en todo, y tu boda pase sin pena ni gloria.

Apuesta por la calidad en las flores y rechaza elementos decorativos de plástico y de escaso gusto por muy baratos que sean porque transmitirán precisamente esa imagen de vuestra boda, de mercadillo y no creo que sea lo que deseas.

Por ello es necesario ser inteligente, planificar y decantarse por dos o tres sets de decoración pero que esos sean realmente llamativos y acorde al estilo de la boda.

Errores que comentan las novias

Foto: Kenoa

7. Liarse con el ‘Do it yourself’

Hace unos años se puso muy de moda el DIY. Las novias comenzaron a hacer sus propios centros de flores, marcasitios, detalles para regalar… La verdad que cuando una pareja se implica en la decoración de su boda es un must, y los invitados perciben el cariño con el que han preparado la boda.

Sin embargo muchas novias caen en el mismo error. Se vienen arriba, comienzan con mil cosas pero luego se ven agobiadas porque se les echa el tiempo encima o porque el acabado no es el deseado.

Permitidme un par de consejos en este aspecto. Primero, anímate solo a hacer la decoración de la boda si te sientes capacitada y tienes el tiempo suficiente para ello. Hacer la decoración debe ser para ti un disfrute y no una carga de trabajo extra.

Organizar la boda por sí ya os va a robar muchas horas de tiempo libre y de sueño como para añadir un nuevo motivo de estrés.

Y segundo, organízate bien, y planifica a lo largo de los meses la creación de la decoración. Debes tenerlo todo listo al menos tres semanas antes de la boda. Por favor no te castigues y dejes para el final la decoración porque vas a llegar estresada y ojerosa a la boda, y no es plan ¿verdad?

Así que si te planteas DIY de los elementos decorativos de la boda para ahorrarte un dinerillo te diré que puede salirte bien caro, tanto en dinero como en tiempo, estrés… Antes de lanzarte piensa bien, si la idea te convence, si realmente eres una manitas y dispones del tiempo necesario para llevarlo a cabo.

8. Menospreciar la organización de la ceremonia

La ceremonia es el momento más emotivo del día, la razón de haber juntado a toda vuestra gente. Sin embargo muchas parejas cometen el fallo de descuidar la ceremonia, no se implican, y convierten la ceremonia en un mero trámite. No caigas en este error y sorprender a los asistentes con una ceremonia que hable de vosotros y vuestra historia de amor.

Es cierto que las ceremonias religiosas tienen una liturgia muy definida y a priori parece que poco podemos interceder en ellas. Pero para nada es así. Podéis trabajar con el cura la ceremonia y personalizarla muchísimo más de lo que pensáis, y sorprender a los presentes con una boda sin paragón.

En cambio en las bodas simbólicas todo es susceptible de personalizar y hacer una ceremonia al gusto de los contrayentes. Así que de la mano de vuestra wedding planner o maestro de ceremonias trabajar el guion para que tenga ritmo y los discursos no sean eternos. Pedid a amigos y familiares que intervengan, elegid la música apropiada para cada momento, buscad ritos que realcen vuestro compromiso…

Y muy importante aseguraros que vuestros invitados estén cómodos, que os vean y oigan perfectamente. Así como que no se mueran de frío o cojan una insolación.

En este post os facilitamos un guion preliminar para ceremonias simbólicas y os hablamos de los ritos más habituales. Y si pinchas aquí te  mostramos el decálogo para organizar la ceremonia civil perfecta.

9. Obsesionarse con la imagen

Muchas novias llegan a la boda con una carga de estrés extraordinaria a cuenta de su imagen. Sienten que deben dejar boquiabiertos a todos los asistentes como si se tratase de la bloguera de turno. Lucir el vestido más espectacular, hecho ex profeso para ella y que no se parezca al de ninguna otra novia. Su melena de apenas tres  centímetros debe convertirse en una gran coleta que recorra el largo del escote de su espalda que es lo que se lleva ahora… ¿Y qué decir del maquillaje?

No cometas el error de obsesionarte con tu imagen y no disfrutar del proceso. Para ello ponte en manos de buenos profesionales y déjate aconsejar. Pero no te dejes abrumar con mil opiniones y consejos de todo lo que tienes que hacer y dejar de hacer. Haz una prueba de maquillaje y peluquería y corrige aquello que no te termina de encajar pero sin agobios, y queriéndonos tal y como somos. En definitiva, sé tú, reconócete y siéntete cómoda con tu imagen, solo así brillarás.

Os diré una cosa, el mejor tip de belleza es la sonrisa. Y para lucirla de oreja a oreja debes disfrutar de tu boda, de esta ocasión única de estar rodeada de la gente que más quieres.

errores que comenten las novias. Boda en Boroa

Foto: Kenoa

10. Monopolizar todo el tiempo libre de la pareja hablando de la boda

Sin lugar a dudas la boda va a ser el tema principal de muchísimas conversaciones tanto entre vosotros como con vuestra familia y amigos. Pero no dejéis que monopolice vuestra vida de pareja en estos largos meses de preparativos. Este es un error que muchísimas novias cometen, no caigas en él.

Soy consciente del mucho tiempo que conlleva organizar una boda y que además debéis de ocuparos en su planificación en vuestro tiempo libre. Pero aún así, cuidaros y respetar espacios para vosotros, para ir a cenar, al cine, al fútbol… y no hablar de la boda.

Y si podéis escaparos unos días de viaje un mes antes de la boda, o ir a un spa juntos la semana previa del gran día para desestresaros, mejor que mejor.

El día de la boda debéis darlo todo, disfrutar como niños y para ello no podéis llegar agotados y hastiados. Organizar la boda debe ser divertido e ilusionante, y si no lo es para vosotros, se os está haciendo cuesta arriba, pedid ayuda profesional. Concertad una entrevista con una wedding planner, y ella os explicará cómo os puede ayudar a reencontraros y disfrutar de los preparativos y de la boda de vuestros sueños.

Ya conoces los 10 errores que comenten la mayoría de las novias. Ahora está en tu mano no caer en ellos, aprender de las equivocaciones de otras parejas que han pasado por el altar antes que vosotros. De esta forma te asegurarás una boda preciosa y vivirás con tranquilidad e ilusión los preparativos.

Añadir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

En Conmemöra utilizamos cookies para darte la mejor experiencia de usuario en nuestro sitio web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la utilización de cookies. en éste entendemos que estás de acuerdo. Leer Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar