Casarse en pandemia

La temporada de bodas 2020 ha finalizado, una temporada totalmente condicionada por la Covid. Un año en el que se han celebrado muy pocas bodas pues la mayoría se ha aplazado a 2021. Pero a pesar de las restricciones hay parejas valientes que han abanderado como nadie el tópico de que  ‘el amor puede con todo’ y han demostrado que es posible casarse en pandemia y celebrar bodas bonitas, emotivas y seguras. Son las bodas CoVIP.

Casarse en pandemia, Diana y David

Diana y David. Foto: Más que momentos

Hemos hablado con tres parejas que se han casado este año y nos cuentan su experiencia. Cómo vivieron su boda y los preparativos, cómo solventaron los problemas y qué fue lo más duro de casarse en pandemia. Y como colofón mandan un mensaje a las parejas que tienen previsto casarse en 2021. ¿Quieres saber cómo es casarse en época de coronavirus y cuáles son los tips de las parejas que han pasado ya por vuestra experiencia? Sigue leyendo.

No me arrepiento por casarme en pandemia

Jone y Julen tenían previsto casarse el 13 de junio, pero tres meses y un día antes se declaró el estado de alarma en España. De repente el mundo se paralizó y sus planes de boda también y se vieron obligados a posponer la boda a otoño, a un domingo que el restaurante tenía libre. “Tener que aplazar la boda fue duro, el peor momento de estos meses, incluso provocó alguna discusión entre nosotros”, confiesa Jone.

Finalmente esta pareja se dio el ‘Sí, quiero’ el 11 de octubre. “Tal vez no fue la boda que teníamos pensada cuando nos prometimos, pero fue todo maravilloso y lo disfrutamos un montón. Cuando llega el día de la boda te da igual que el cóctel se sirva en mesa, que no haya pista de baile… Yo lo tengo superclaro -dice Jone- tomamos la mejor decisión. No me arrepiento de habernos casado durante la pandemia”.

Solo hay un pero y es la ausencia de sus aitites en el banquete. “Son grupo de riesgo y no consideramos oportuno que fueran al restaurante, aunque sí que vinieron a la iglesia y vieron a su nieta casarse. Es sin duda lo peor de casarse en pandemia, que habrá invitados que no puedan asistir”.

La fiesta está asegurada, con o sin pista de baile

Todas las parejas coinciden que el ambiente de sus bodas fue estupendo, que sus invitados se entregaron al máximo desde el primer momento creando una magia insuperable. Y es que hoy más que nunca somos conscientes de lo importante que es celebrar y tener a nuestra gente cerca. “En nuestra boda se bailó pero todos en su sitio, alrededor de su mesa. No hubo desmadre pero sí fiesta. Nadie echó en falta la pista de baile”, comenta Jone. Si quieres saber cómo se puede animar una fiesta sin baile tienes que leer este post de Exel Eventos, firma de djs con más de 10 años de experiencia.

David y Diana tienen claro que todo en esta vida es cuestión de actitud. “La clave está en transmitir, compartir, contagiar esa alegría que sientes a tus invitados, así se consigue que ese día sea mágico”. Ellos se casaron el 5 de septiembre, quince días antes entraron nuevas y más severas medidas restrictivas que les hicieron dudar seriamente si seguir con la boda o posponerla a marzo de 2021. En ese mar de dudas, el cura les preguntó: ¿qué es lo importante, la ceremonia o la fiesta? Fue el punto de inflexión, y tomaron una decisión drástica: convertir una boda de 200 invitados a una de 45, exclusivamente de familiares renunciando a la compañía de sus amigos.

“Fue una decisión difícil pero era lo que debíamos hacer para no poner en riesgo a nuestros familiares. Pero además de limitar el aforo, extremamos todas las precauciones así el banquete se celebró al aire libre, la distribución de mesas era por unidades de convivencia… Todo salió perfecto mucho mejor de lo que esperábamos. La familia estaba feliz por nosotros arropándonos en ese día tan especial e inolvidable por todo y por casarnos en medio de una pandemia. Sin duda fue la mejor decisión”, explican.

Una boda más íntima y cercana

El feedback que han recibido de sus invitados es estupendo. “¡Hasta nos han dicho que ha sido la mejor boda en la que han estado! Les encantó todo, y han valorado de forma muy positiva que fuera una boda más íntima y cercana, en la que la familia cobró todo el protagonismo, y como Diana y yo somos muy familiares, ha sido perfecto”, concluye David. Si queréis saber más de la boda de esta pareja pincha aquí.

No obstante Diana confiesa que fue duro mantener la distancia de seguridad, no poder dar todos los abrazos y besos que le hubiese gustado.

Organizar una boda nunca ha sido fácil pero ahora hay que aprender a convivir con la incertidumbre. “Cada semana cambiaban las reglas y jugar con siete escenarios diferentes es complejo, lo que pensabas un día al siguiente no valía. Esta situación requiere de mucha paciencia, empatía, asertividad y de una UNIÓN especial entre la pareja ya que si organizando una boda se discute, en estas circunstancias mucho más. Pero hoy podemos gritar bien alto que no ha habido pandemia que parase nuestra boda”, concluye Diana.

Esta pareja también confirma que la inexistencia de la pista de baile no es sinónimo de ausencia de fiesta. “Contratamos un grupo que toca música de los 70 y de los 80, y fue perfecto. Todos disfrutamos con ellos cantando y bailando, ¡unos cracks! También hicimos dos bailes de los novios y un baile de la novia con el padrino mientras que él cantaba el Vals de las mariposas…  Espectacular, quizá no soy objetivo pero Diana tenía una sonrisa increíble y al padre se le veía feliz. Para mí ha sido una de las cosas más bonitas que he visto nunca, ojalá que si algún día tengo una hija pueda vivir algo parecido”, nos explica David.

Y no puedo estar más de acuerdo con Diana cuando expresa que este nuevo tipo de bodas, las denominadas bodas CoVIP, nos da la posibilidad de innovar y de hacer detalles en un ambiente más íntimo, con más sentimiento. “Podemos exprimir al máximo el tiempo para disfrutar más de nuestra gente favorita si cabe, de hacer y vivir la boda mucho más ‘nuestra’ siendo el fiel reflejo de lo que somos”.

Maitane y Álvaro se casaron el 19 de septiembre aunque también tenían cerrada una fecha para 2021 por si las cosas se ponían más feas. Pero finalmente decidieron seguir adelante y no posponer la boda pues quién les podía asegurar que las condiciones serían más favorables en un año. “Fue una decisión difícil pero teníamos muchas ganas de celebrar ese día con nuestra gente y así lo hicimos. Ahora, viendo el resultado fue una decisión acertadísima. Fue un día para no olvidar, uno de esos días que quedarán presentes de por vida, que dejan huella”, afirman.

casarse en pandemia, Maitane y Álvaro

Maitane y Álvaro. Foto: De Pedro

Como al resto de las parejas señalan que lo peor fue la incertidumbre. “Fue un constante sin vivir de ahora sí se puede celebrar, ahora no, ahora sí pero… Así que decidimos dejar a un lado toda la información negativa y seguir trabajando en todos los preparativos para que estuviera todo a punto para septiembre y ya decidiríamos cuando llegase la hora”.

Para ellos ha sido muy importante sentirse arropados por su gente tanto durante los preparativos como el día de la boda. “La sensación que tuvimos en todo momento fue de ganas de estar, de celebrar y pasarlo bien. Los invitados estuvieron encantados y eso se palpaba en el ambiente… tanta fue la diversión que nos han dicho que para cuando otra, y se han autoinvitado para las bodas de plata” nos cuentan sonriendo.

Las bodas han cambiado pero no tienen por qué ser peores

Comprenden perfectamente que la falta de fiesta entendida como hasta ahora sea un hándicap para casarse en pandemia y uno de los motivos por el que parejas aplazan su boda. “Está claro que el baile es un punto fuerte de toda boda, a nosotros también nos preocupaba pero después te das cuenta que la gente está a gusto con música algo más baja y que sigue creándose muy buen ambiente”.

Para Maitane y Álvaro la clave para crear buen ambiente es creer en lo que haces y transmitírselo a los invitados. Vuelve a relucir la importancia de la actitud de los novios. “Además tu gente quiere acompañarte en ese día tan especial y va con ganas de celebrar, de pasarlo bien. Un momento importante es la entrada al comedor, la elección de esa canción y vuestra actitud va a marcar y transmitir cómo queréis que transcurra vuestra boda”.

casarse en pandemia, June y Julen

June y Julen, en la sesión preboda. Foto: Iker Franco

Está claro que las bodas han cambiado y nadie sabe cuándo volverán las fiestones tal y como se celebraban en 2019, pero como dice Jone: “Ahora son diferentes, pero no tienen porqué ser peores”.

No pospongas tu boda y rodéate de buenos profesionales

Ya veis que todas las parejas coinciden en afirman que volverían a casarse en pandemia a pesar de las restricciones, y es que es posible hacer historia celebrando una boda en plena vorágine de coronavirus.

Para terminar les pregunto qué consejo darían a las parejas que tienen previsto casarse en 2021 y que están ahora dudosas si seguir o no con la boda. Todas lanzan un mensaje unánime de ánimo y que sigan con los preparativos de su gran día.

No pospongáis la boda, seguid hacia delante con la decisión tomada ya que nada ni nadie os va a asegurar cuándo van a volver a celebrarse las bodas tal y como eran antes, además las bodas CoVIP tienen un encanto especial y serán recordadas por y para siempre en la mente de tod@s. La vida sigue y si tenéis un proyecto en común ¿por qué esperar?  Eso sí, una gran dosis de paciencia, y dejaos asesorar por personas y profesionales que estén a vuestro alrededor”, concluyen Diana y David.

De la misma opinión son Maitane y Álvaro. “Si tenéis ganas y os rodeáis de un buen equipo como el que tuvimos nosotros, las cosas salen, y lograréis la boda que queréis. No os vais a arrepentir”. Por su parte, Jone y Julen añaden que en 2021 todo va a ser un poco más ‘fácil’. “Nosotros fuimos un poco de conejillos de Indias pero el año próximo todos estaremos más familiarizados con la ‘nueva normalidad’ y los proveedores tienen experiencia de organizar bodas en pandemia. Así que adelante, no le deis más vueltas y a disfrutar de vuestro gran día”.

Si eres una de las parejas que tienes previsto casarte en 2021, llámame o mándame un email a info@conmemora.net, te ayudaré a organizar vuestra boda atendiendo a vuestra personalidad, preferencias y a todas las restricciones del momento. Va a ser el dinero mejor invertido en tu boda pues te aseguras una boda a vuestra medida y librarte de estrés.

Suscríbete a nuestra newsletter, recibirás puntualmente información valiosa para organizar y disfrutar tu boda, y podrás conocer todos los detalles de bodas reales organizadas por Conmemöra. Haz clic aquí para suscribirte.

Este post titulado Casarse en pandemia ha sido el germen de este reportaje de El Correo digital.

Añadir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

En Conmemöra utilizamos cookies para darte la mejor experiencia de usuario en nuestro sitio web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la utilización de cookies. en éste entendemos que estás de acuerdo. Leer Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar